martes, 5 de junio de 2012

Tasas de Mortalidad en Venezuela por enfermedades cardiovasculares y políticas públicas


Motivado por una cordial empatía gestada en el VII Simposio Nacional de Prevención Cardiovascular, tuve el privilegio de asistir como único periodista invitado por la Directiva de la Fundación  Venezolana de Cardiología Preventiva, a la reunión de Políticas Públicas y Especialistas de Cardiología Preventiva en el marco del XVII Congreso Venezolano de Medicina Interna. Reunión que se llevó a cabo con Representantes Estatales y Profesionales de Salud, Medicina Interna y Prevención Cardiovascular.

Los aspectos resaltados fueron de vital trascendencia, en lo referente a las cifras actuales de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.  Con la intervención de la  Dra. Beatriz La Roca de Rodríguez, Jefe de la División de Enfermedades Cardiovasculares del Ministerio de Poder Popular para la Salud. 
La primera ponencia estuvo a cargo del Profesor Diego Mijares  de la Universidad Simón Bolívar, quien expuso un reciente estudio acerca el impacto de las enfermedades cardiovasculares en Venezuela. 

"Nuestro grupo en la Universidad Simón Bolívar desarrolla programas de políticas públicas y de ingeniería biomédica,  en salud existen dos elementos fundamentales, la estrategia para disminuir la morbi-mortalidad y las redes asistenciales, si esto no está bien concebido nosotros no hacemos nada con la asistencia sanitaria. En primer lugar debemos considerar la demografía en Venezuela, entre 1.990 y 2010 disminuyó el promedio de vida de edad en 10 años, casi el 4%, es decir no estamos envejeciendo. Para el 2020 vamos a tener defunciones en 8 personas de cada 100, mayores de 65 años. Analicemos... la mortalidad por edad del sistema circulatorio, desde 1965 a 1994, alcanzó un repunte ya que cambió toda la tecnología del sector público al sector privado. Después del 2000 existe un pequeño repunte hacia arriba. Las enfermedades isquémicas son el 52% de las enfermedades cardiovasculares, y dentro de las enfermedades isquémicas el 84% corresponde al infarto agudo del miocardio. En éste primer elemento, precisamos el aumento de 1.990 a 1.992 y ya para el 2000 a 2002, existe una línea ascendente hasta la fecha.".

"Las tasas de mortalidad ajustadas en América Latina y El Caribe, repuntan alrededor del 62% y en Venezuela estamos en el 104% de mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Es decir estamos por encima de la media un 40%, mientras que hay países que tienen un producto interno bruto menor al de Venezuela, nosotros tenemos este grave problema. Ya conocemos en el 2010, que los otros países están disminuyendo su tasa de mortalidad, mientras que en nuestro país vamos en franco ascenso. Para 2008, la mortalidad en el sexo masculino y femenino, es coincidente la tendencia de que la mortalidad en el hombre por enfermedades cardiovasculares es más alta que en la mujer, aunque en la mujer se ha experimentado un aumento del 45% en muertes por enfermedad cardiovascular después de los 50 años de edad. Realizamos un estudio de tasas ajustadas por cada 100.000 habitantes, dividido en dos grupos: los estados que tienen mayor incidencia en mortalidad de enfermedades isquémicas,  están por encima de la media del 62%. Quienes más nos preocupan son Vargas, Distrito Capital, Trujillo, Zulia, Táchira y Miranda. El porcentaje de muertes por intervalo de edad es de 45 a 64 años,  en los estados de mayores índices, analizando más a fondo y el promedio de muertes por edad: de 25 a 44 años Vargas, de 45 a 64 Vargas, 65 a 74 Vargas".

De cada persona que entra con infarto agudo, se están muriendo más de los que se morían antes, la pregunta es ¿cómo le llegamos a esa cifra final?,... tendríamos que explorar aspectos que no son fáciles, si metemos en ese cálculo teniendo como base final las tasas de mortalidad, deberíamos identificar número de camas que tenemos en Venezuela con capacidad de atender infarto agudo del miocardio, en esos mismos años. Número de personas destinadas a la atención tanto médicos como personal paramédico, ambulancias, es decir destacar algunos aspectos que determinen la mortalidad aguda. Esta debe tener una explicación, a partir de donde se produce el evento y el paciente se muere. Debería reflejar el evento agudo de muerte y de aquí partir hacia donde debemos apuntar para resolver el tema.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Salud y Cultura Al Día